Consejo Regulador

Funciones del Consejo Regulador

Los fines y funciones que tiene atribuidas el Consejo Regulador de la Denominación de Origen "Bullas" como Órgano de Gestión de la Denominación de Origen, son las siguientes:

  • La representación, defensa, garantía, investigación y desarrollo de mercados y promoción tanto de los vinos amparados como del nivel de protección.
  • Para el cumplimiento de sus fines deberá desempeñar, al menos, las siguientes funciones:
    • Proponer para su aprobación al Consejero de Agricultura y Agua el reglamento de la Denominación de Origen “Bullas” así como sus posibles modificaciones.
    • Orientar la producción y calidad y promocionar e informar a los consumidores sobre la Denominación de Origen Bullas y, en particular, sobre sus características especificas de calidad.
    • Velar por el prestigio y el fomento de la Denominación de Origen Bullas y por el cumplimiento de su reglamento, pudiendo denunciar cualquier uso incorrecto ante los órganos administrativos y jurisdiccionales competentes.
    • Establecer para cada campaña, según criterios de defensa y mejora de la calidad y dentro de los límites fijados por el reglamento de la Denominación de Origen Bullas, los rendimientos, límites máximos de producción y de transformación, autorización de la forma y condiciones de riego, o cualquier otro aspecto de coyuntura anual que pueda influir en estos procesos de conformidad con las normas reguladoras en la materia.
    • Calificar cada añada o cosecha y establecer los requisitos que deben cumplir las etiquetas de los vinos en el ámbito de sus competencias.
    • Llevar los registros definidos en el Reglamento de la Denominación de Origen Bullas.
    • Elaborar los presupuestos y memorias.
    • Gestionar las cuotas obligatorias que se establecen en el Reglamento de la Denominación de Origen Bullas para la financiación del Órgano de Gestión.
    • Crear y mantener actualizados los censos electorales de inscritos.
    • Elaborar estadísticas de producción, elaboración y comercialización de los productos amparados, para uso interno y para su difusión y general conocimiento.
    • Proponer los requisitos mínimos de control a los que debe someterse cada operador inscrito en todas y cada una de las fases de producción, elaboración, envejecimiento y comercialización de los vinos amparados por la Denominación de Origen Bullas y, en su caso, los mínimos de control para la concesión inicial y para el mantenimiento de la certificación.
    • Aprobar el Manual de Calidad y Procedimientos que elabore el Órgano de Control.
    • Adoptar y registrar un emblema como símbolo de esta mención. Asimismo, podrá hacer obligatorio que en el exterior de las bodegas inscritas y en lugar destacado figure una placa que aluda a esa condición.
    • Colaborar con las autoridades competentes en materia de vitivinicultura, en particular en el mantenimiento de los registros públicos oficiales vitivinícolas, así como con los órganos encargados del control.
    • Ejercer las competencias que mediante delegación o encomienda de gestión, les atribuyan las administraciones publicas.

subir


Aviso legal | Accesibilidad